Entradas

poemita fuera de foco II

este camino de todos los días
tiene una cualidad de aberrancia
paso por la misma calle
con su espejo de rey
dejando la fiesta 
que retumba a mis espal dasdonde el conflicto me hace ecolacerante cicatrizante
imbricándose-me
con deformas en el atrás
por donde entra también el resfrío
y el mal de amor
y el orgullo insignificante
de sobrevivir
un día menos

poemita fuera de foco

un montón de lugares para estar


en un pasillo del supermercado recogiendo los rollos de papel higiénico
que dejaste caer por torpeza
en otro país
en una cama pequeña con varios abismos de interferencia emocional 
en otra ciudad
en la calle sin poder parpadear mirando cómo el hielo rebota en el piso 

en otra casa


sin poder dar un paso más en una esquina de la calle que llega a la que ahora es mi casa mi casa


en la silla de la oficina frente al escritorio lleno de papeles que aún no serán archivados 
en el garaje de la casa de mi abuela parada frente a las plantas que ya no pueden detener su crecimiento
en una esquina de mi cabeza un segundo antes de atravesar un hueco negro de preguntas
en el hueco en forma de mi cuerpo que hay entre tus dos brazos 
en estas horas sin poder dormir
y en la certeza de que en un par de horas  estaré


en tanto miedo

Mujeres que escriben. Literatura y feminismo.

Imagen
Mujeres que construyen casas, mujeres que cocinan, mujeres que nadan, mujeres que escriben. La escritura es un trabajo como muchos otros que exige esfuerzos, formación, alcance de resultados, oferta de bienes y servicios y un pago. Pero también como cualquier oficio está atravesado por el machismo que se hace tangible en muchos aspectos como la brecha salarial, la violencia y la discriminación.
El pasado domingo 3 de junio en la Feria Internacional del Libro de Santa Cruz se llevó a cabo el conversatorio Mujeres que escriben. Literatura y feminismo organizado por Centro de Investigaciones Sociales CIS. En testera me acompañaron las escritoras y feministas Fabiola Morales, Liliana Colanzi y Magela Baudoin, y también fueron convocadas a participar Patricia Gutiérez, Antonia Alemán, Lucía Carvalho, Marcia Medieta, Melissa Sauma y Valeria Sandi.
En 1929, Virginia Woolf escribió Una habitación propia, un texto importante para las feministas, pero especialmente para las escritoras. La idea c…

Vademécum

La vida tiene cosas buenas como levantarse de la cama, ir al baño y hacer pis con la puerta abierta Luego volver a la cama y explosionar en millones de partículas tan infinitas como las posibilidades
desaparecer el cuerpo
Cosas buenas como comer maní con uvas pasas de desayuno mientras la nada ingresa en la habitación ocupándolo todo botando las partículas flotantes de mi cuerpo para asentarse f  i  n  a  l  e  n  t  e sobre mi cama sin mí
Así me imagino que también pasaría con tu cuerpo, abuela, tu cuerpo que por los años y todas las palabras que ya usaste, es más ligero
F  i  n  a  l  m  e  n  t  e f  i  n  a  l  m  e  n  t  e este cerebro con el que te imagino desintegrada es solo cuerpo
aunque me gustaría decir que en verdad es con mi piel que imagino tus partículas flotando en el espacio abierto
con mi piel lisa que es memoria con mi piel lisa que tantas veces observé al lado de tu piel papel sábana de tu piel lámina de hielo
y a pesar de todas las distancias de tiempos de formatos de

La blue whale

Imagen
acabo de ver la fotografía de la silueta de una blue whale en el océano pacífico bajo un bote pequeño flotante desolado



Ahora yo me veo nadando en el océano pacífico y con todo el ímpetu posible alcanzo su cola.
Los brazos se me van a desprender del cuerpo por la osadía de querer ser más rápida que la colosal.
Ella que ya notó mi presencia disminuye su velocidad, quiere darme ventaja.
Voy a mitad del camino.
Mis pulmones podrían colapsar, pero continúo desesperada.
Estoy. Casi. Ahí.
Ahora ella se ha detenido por completo y con un ojo me sigue mientras paso.
Estoy. Ahí. Llegué.
No parpadeamos.
Yo me concentro en observar el espacio de la comisura de su boca con esperanza.
Se toma su tiempo, pero finalmente la abre.
Me queda fuerza para un último impulso.
Entro.