Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2017

5

Imagen
el cuerpo de mi madre es como un mapa vivo mutante de mi anatomía
los dedos de sus lindos pies son todo lo que no soy su nuca recta su espalda lisa
cuando pienso en mi madre siempre dejo de respirar por unos segundos para asegurarme de que todo esto que tengo me pertenece de verdad que no es un simulacro ni un préstamo ni un favor
ni una tragedia




Fotografía de Nicolle Senseve Publicado también en la revista Renegada: http://www.revistarenegada.com/#!/-paola-senseve/

Auto edición física del libro Soy dios

Imagen
Intervención física del libro Soy dios
2016

Fotografía de Patricio Romay

Auto edición física del libro Soy dios

Imagen
Auto edición física del libro Soy dios.
2016

Fotografía de Patricio Romay

Auto edición física del libro

Imagen
Intervención física de libro. Edición.
2016

Fotografía de Patricio Romay

Ego bordado

Imagen
Ego, bordado, 2016
Fotografía de Patricio Romay

Texto sobre Box, obra reunida de Ismael Velázquez Juárez

Imagen
El arma de Ismael
Escribir un poema es como tallar un pedazo de madera, o quizá más apropiado sería decir un pedazo de piedra, donde la mayoría del todo, estorba. Decidir pasarse la vida esculpiendo piedras y asumir que la escritura es un trabajo donde el 90% de lo que hagas no servirá, es tan solo el punto de partida. Esto es algo que terminé de comprender cuando llegué al primer libro que leí de Ismael Velázquez Juárez: Lugares y no lugares para no caer muerto en Richard Brautigan (2014).  Instantáneamente me sentí atraída hacia la simpleza con la que aborda el poder de decisión que te puede llevar a la muerte. Sin dramas, pero con belleza, cotidianeidad, sin tantas preguntas, solo una respuesta por delante y a ver qué pasa, como la vida misma. Esa sencillez conceptual de la muerte, es también equivalente a la economía de las palabras en la poesía de Ismael.
Este año, Ismael Velázquez Juárez presenta BOX, un libro de su poesía reunida entre los años 1985 y 2015. Se trata de una selec…

Texto sobre Iluminación, nuevo libro de cuentos de Sebastián Antezana

Imagen
Todavía no tenía nombre
o Hay algo en este bosque que será nuestroo Como un pequeño sol, la felicidad o ¿Soy un monstruo o esto es ser una persona? o Despacito, una tarde cualquiera, como de paseo o Sintiéndome herida, poco interesante o Tristeza que a momentos se confunde con alivioLa tragedia no siempre tiene una dimensión heroica o De qué está hecha la revolución o Transformado en ciervo o El hijo es un ciudadano horizontal o Otra cosa es otra cosa o La cena será espléndida… Son trece nombres posibles, muy a lo Lispector, que en mi cabeza podrían apoderarse de Iluminación (título real), el nuevo libro de Sebastián Antezana, publicado por la Editorial El Cuervo.
Desde La toma del manuscrito (primera publicación, Premio Nacional de la Novela de Bolivia, Alfaguara, 2008), he leído  básicamente todo lo que Sebastián ha escrito, o en realidad lo que ha mostrado. Empezando por El amor según (segunda novela, Editorial El Cuervo, 2011), cuentos sueltos que han salido a la luz en páginas…

Texto sobre Temporarias, de Emma Villazón

Imagen
“Lo audible más allá del silabario”


The fish replied: You must be a poet, a lady of evil luck desiring to be what you are not, longing to be what you can only visit” Verso de Anne Sexton, poeta a quien conocí gracias a Emma Villazón.
Y es queriendo ser aquello que solo puedo visitar, que me entrego a la lectura de Temporarias, un poemario que trabaja el trabajo de la palabra. Así, redundante. Hay algo referente al tiempo. Hay algo referente a la cosecha. Hay algo inherente a la imagen. Recorrer las páginas de este libro es ver más allá de los signos, porque su construcción poética remite directamente a la imagen. A lo visual y a otras experiencias sensoriales también: “¿solo sílabas?/ no, sobre todo lo audible más allá del silabario”.
En temporarias, además de esa maestría en el dominio del lenguaje, característica de Villazón, es posible percibir a distintas capas el mar de lecturas superpuestas de la autora. La poesía de Emma es un catalizador que nos muestra el universo de un ser hu…

Agridulce, primera exposición fotográfica de Nicolle Senseve

Imagen
Probablemente lo que intento hacer acá, ahora, sea imposible. Quiero escribir del trabajo de mi hermana y no del amor inconmensurable que le tengo.
Creo que Nicolle a muy temprana edad ha comprendido que el cuerpo habla, con pequeñísimos detalles que no siempre se perciben. Para asimilar eso, también hay que saber muchas otras cosas que a veces solo se alcanzan con el tiempo y la madurez a la que te empujan las experiencias. Pero hay gente muy privilegiada, cuya sensibilidad profunda le permite tener los ojos más abiertos, o más atentos. Son artistas a los que no les queda de otra que hacer arte, porque todo ya está ahí, bullendo. Los demás, tenemos que esforzarnos. (En este punto también quisiera mencionar con asombro a la jovencísima artista Natalia Páli y su brutal y grandiosa mirada del cuerpo humano).
Este miércoles 8 de marzo se inaugurará la primera exposición individual de Nicolle Senseve, titulada Agridulce. En esta muestra presentará una serie de quince fotografías de mujeres…