5


el cuerpo de mi madre
es como un mapa vivo mutante
de mi anatomía

los dedos de sus lindos pies
son todo lo que no soy
su nuca recta su espalda lisa

cuando pienso en mi madre
siempre dejo de respirar por unos segundos
para asegurarme de que todo esto que tengo
me pertenece de verdad
que no es un simulacro
ni un préstamo
ni un favor

ni una tragedia





Fotografía de Nicolle Senseve
Publicado también en la revista Renegada: http://www.revistarenegada.com/#!/-paola-senseve/

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los cuerpos de las malcogidas

Santa Cruz se escribe Escritora