tengo la boca llena de tierra, taller de escrituras poéticas creativas II

 




¿qué?
tengo la boca llena de tierra es un taller de escrituras y lecturas poéticas creativas para desconfiar del lenguaje.

en ocho sesiones, de dos horas cada una, conversaremos sobre las lecturas proporcionadas (leer es la forma más efectiva de escribir), diseccionándolas para comprender cuándo y cómo esas escritoras desconfiaron del lenguaje. también escribiremos textos y los trabajaremos colectivamente en cada encuentro.

este taller es la segunda parte de la carne de la lengua, que se llevó a cabo el año pasado (2022), pero también funciona como un punto de inicio para experimentar con géneros y formas; para reescribir, traducir y editar; y para alcanzar la poesía en cualquier texto.

porque cuando tenemos la boca llena de tierra, no nos queda más que sembrar.

¿para quién?
para cualquier persona, mayor de edad (sin límites hacia el infinito) que quiera leer y escribir con otras, otres, otros y buscar la poesía en cualquier tipo de texto.

 ¿quién?
Paola R. Senseve T. (Bolivia, 1987). Literatura, escritura, pedagogía, arte, gestión cultural. Ha publicado Vaginario (2008, La Hoguera) ganador del II Premio Nacional de Escritores Nóveles de la Cámara del Libro y Petrobrás; Soy dios (2011, La Hoguera) ganador del Premio Nacional de Literatura Santa Cruz de la Sierra; Ego (2014, Ediciones Liliputienses, España) y Codex Corpus (2020, Editorial 3600) ganador del Premio Nacional de Poesía Yolanda Bedregal 2019. Magíster en escritura creativa por la Universidad de Nueva York.

 ¿cuándo?
ocho sesiones en los meses de agosto y septiembre, los sábados (5, 12, 19 y 26 de agosto y 2, 9, 16 y 23 de septiembre) de 11 am a 1 pm, hora Bolivia.

¿cuánto?
$100 dólares

¿cómo?
cada sesión comienza con el nombre de una escritora que será leída, analizada y al mismo tiempo abrirá la puerta para la lectura de otras autoras y textos. realizaremos ejercicios constantes y dinámicos de lectura y escritura.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Mónica Velásquez, la máquina de pensamiento

la carne de la lengua, NUEVO GRUPO